Noctámbulo (otra escena de muestra)

Otra escena más en la que —a su pesar— se evidencia el convulso universo interior del personaje de Pau Aguiló. Y algunas claves de por dónde le vendrán los palos.  Decir «nos vemos en el Sidecar», era quedar entre las diez de la noche y las cinco de la madrugada, hora que abría la churrería…